Que putada es ser culé en la Selección ...

bandera catalanaAntes de empezar a leer este articulo, me gustaría que limpiaseis vuestra mente de prejuicios y posiciones políticas y culturales. Y digo esto, porque no es mi intención entrometerme en planteamientos de estos índoles. No es un escrito sobre soberanías, ni sobre independentismos, no hablo del Madrid ni del Barsa. No me interesan los patriotismos ni los regionalismos, respeto todas las posturas habidas y por haber, pero la verdad comparto muy pocas

de ellas. Este post habla sobre personas, sobre chicos que juegan al fútbol y que no por ello dejan de ser seres humanos y tienen sentimientos.

Lo he pensado muchas veces pero no terminaba de plasmarlo en “papel” debido a distintos motivos.

Pero esta idea recurrente no se aleja de mi mente, por más que sucedan acontecimientos. Realmente creo que es una “putada” realmente grande ser jugador del Barsa y estar en la selección española. Y si encima eres catalán ya directamente multiplícalo por dos.

Veréis, dejemos razones y sentimientos a un lado y pongámonos en la piel de cualquiera de ellos ante la situación de una gran competición de selecciones. Saben perfectamente que nunca acertaran en sus actuaciones, y ni hablar de las celebraciones en caso de victoria. Si se muestran demasiado exultantes en la fiesta por el triunfo, se le “acusara” de “español” y se le utilizara como arma arrojadiza contra su equipo (el barsa). Si por el contrario es más taimado y menos alborotador, te cuelgan la etiqueta de “separatista” y de odiar a España. Vamos, y si por algún casual y a imagen de tus compañeros quieres hacer un guiño a tú patria chica, con la bandera de tu provincia, ya entramos en la vía de lo criminal. Con lo gracioso y simpático que nos parece cuando aparece la Asturiana por ahí. Debe de ser que nosotros los Astures somos más majos que nadie.

Últimamente y como esto ya cantaba mucho, debido a que muchos jugadores portaban las banderas de sus respectivos orígenes, la moda es decir que solo “vale” portar la bandera nacional, como si en realidad España no fuese más que la suma de todas las provincias.

Recuerdo las tonteras que empezaron con las medias de Arkonada, ese que “ocultaba” la bandera con el dobladillo. O que sencillamente las quería utilizar blancas para no portar la bandera en el cuerpo. ¿En serio? Veamos, hablamos de el que era portero titular de la selección española, que si no recuerdo mal llego a ser capitán de ese mismo combinado. Hablamos de un pibe que portaba el escudo nacional en el pecho, y al que internacionalmente se le conocía por ser el portero de nuestra selección. ¿Pero a él le preocupaba taparse las medias, no fuera a ser que le consideraran español? Últimamente escuche algunas voces similares, con los jugadores actuales, pero alguien debió de tener un accidente neuronal y se le ocurrió “pensar” que seguir esa vía era una tontería, gracias dios.

Me paro a pensar como deben vivir estos chicos las celebraciones y se me “agua” el ánimo. Me imagino que es un sin vivir el tener que calcular todo lo que dices y haces, no vaya a ser que “ofendas” a alguien a cualquiera de los dos lados de esa línea imaginaria. En estos días, tuvimos una muestra más de esto que cuento con las palabras del “imbécil” de Godall. Pensar que este impresentable fue directivo del Barsa y que se postulo a la presidencia, me produce repelús. Y no por sus sentimientos nacionalistas, a los cuales tiene perfecto derecho. Sino, debido a esa búsqueda insaciable de mostrarse como un imbécil públicamente y de paso sirviendo en bandeja a la caverna munición para que nos acribillen, utilizando argumentos banales y demagogos.

Antaño esto estaba más repartido debido a que los equipos vascos pintaban más en la liga, lograban triunfos y peleaban las portadas de los medios. Hoy en día y ya hace tiempo que esto ha cambiado. Solo queda el Barsa para acribillar con este “argumento”

Que curioso que ahora que no ganan títulos ni roban protagonismo “al sacrosanto protegido” los sentimientos sobre el nacionalismo vasco ya no preocupan tanto a los medios deportivos de la capital. Ciertamente es algo que me desconcierta, esto no es cierto pero para que vamos a liarla.

Y es que apelar a estos sentimientos nacionalistas, sean validos o no, ese no es el debate, es una de las mas arraigadas costumbres en nuestra prensa para atacar a los jugadores o equipos que no comulguen con el “nacional-madridismo”. Y a mi me importan un pito esas discusiones, pero me apena mucho que esos chicos que se esfuerzan y luchan por lograr los títulos que todos celebramos, tengan que vivir encorsetados de esa manera. Y esto es culpa de personas a ambos bandos de la línea que no les interesa que esto cambie, por que así pueden seguir dándose “dentelladas” demagógicas utilizando el futbol como vehículo de sus ansias de protagonismo.

¿Quién se acordaba de la catalanidad de Capdevila cuando jugaba en la selección? Como dato anecdótico alguno seguro que lo haría, ¿pero realmente a alguien le importaba? Ah claro, que él no jugaba en el Barcelona.

¿Por que todo el mundo conoce de primera mano, los sentimientos e ideologías de esos mismos jugadores, cuando ellos no dicen ni pío públicamente? Y no lo hacen en ninguno de los dos sentidos, sencillamente porque pierden con cualquiera de las dos posturas. Si no es con los unos, será con los otros. El pobre Xavi puede que se haya arrepentido de aquel ¡Viva España! fruto del éxtasis de la victoria en el 2008, ¿qué necesidad hay de que tenga que medir sus palabras y no pueda expresarse libremente? No fue más que un grito de felicidad y de reconocimiento a la victoria de su equipo. El de todos. ¿Que necesidad había de buscarle mil lecturas a esta expresión de felicidad en la noche del triunfo?

Ser catalán y participar en algún combinado nacional, no esta mal visto. Salvo que encima cometas el pecado de jugar en el Barsa claro. Todos sabemos que con la firma del contrato te inyectan una toxina independentista que es más virulenta a medida de la proximidad de tu lugar de nacimiento con Cataluña. Porque claro, puede ocurrir que seas asturiano, andaluz, manchego o de otro lugar, y a la vez jugar en el Barsa y en la selección. Estos “pobres” todos sabemos que están secuestrados ideológicamente por el club, y ellos odian en secreto todo lo catalán y no escupen por las esquinas de las Ramblas debido a una cláusula en sus contratos que lo impide. Y si encima destacan, todos sabemos que su sueño secreto es fichar por el Madrid, ya que no se sienten a gusto con ese lavado cerebral que les hacen en el mediterráneo.

¿Para cuando será posible una despolitización del fútbol? ¿No podríamos dejar de demonizar o santificar a los jugadores según su lugar de procedencia, con el matiz del escudo que defiendan?

Un jugador catalán que defienda los colores del Español, o del Valencia o de cualquier otro equipo, seguirá siendo igualmente catalán, para lo bueno y para lo malo. ¿Es qué hay categorías de catalanes?

No me vengáis con el recurso de lo que supuestamente representaba el Barsa antaño y quizás hoy en día. Eso en todo caso es aplicable al Club. Los jugadores van a jugar allí, porque es uno de los mejores del mundo, amen que para muchos es el equipo de su tierra, como pude ser el Zaragoza, el Deportivo o el Sevilla. O sencillamente por que les gusta como se hacen las cosas allí en lo meramente deportivo. Y digo  lo de “supuestamente”  debido a que el que quiere ver en el Barsa un equipo de fútbol, es lo que vera, y el que quiera ver otra cosa también. Pero eso mismo lo podríamos aplicar a cualquier otro equipo, y creo que me entendéis.

Ahora que estamos instalados en la cúspide del fútbol mundial, después de décadas de penurias, deberíamos desterrar el debate político de la selección. Ya es hora que maduremos como sociedad y dejemos de lado odios absurdos y demagogias baratas, que solo sirven para alimentar polémicas interesadas y llenar los bolsillos de los que trafican con los sentimientos de la gente.

Y si eso no es posible, por lo menos dejar esas historias para los escenarios correspondientes, y limpiemos el deporte de la mierda que le quieren endilgar.

 

“Eso son futbolistas: hombres que juegan con la cabeza y con el corazón” Ferenc Puskas

“El talento depende de la inspiración, pero el esfuerzo depende de cada uno” Pep Guardiola

 

Weed

6 comentarios:

Anita dijo...

Weed... leyéndote me acordé de algo que el otro día, puse en el blog de Carlos, no me acuerdo a cuento de qué vino.
Era en relación a Messi. Intenté ponerme en su cabeza, inmigrante sudaquiano adoptado con amor por el gran club catalán... donde pudo realizar su mayor sueño.
Tentado de ambos lados del Atlántico para ser jugador de la selección, nunca había pensado (hasta ese momento leyendo algunos radicales) que tal vez, ese sea el motivo real de optar por la albiceleste en lugar de la roja.
El ver cómo se "matan" entre sí, por venir de un club u otro, de una región u otra de España. Al optar por Argentina, se libera de ello e intenta rescatar sus própias raíces.

----
Por otro lado, creo yo desde lejos, que para desterrar los tintes políticos de vuestra selección, primero habría que hacer eso en el deporte en general, y también en los que mandan, en los comités arbitrales, ministerios, etc, etc.

No se puede pedir objetividad en algo que está muy manchado de manipulaciones.

Un abrazo!

Weed dijo...

Anita

Honradamente, no pienso ni por un segundo que Leo tubiese la mas minima duda de que seleccion elegir. El es argentino, de palabra obra y omisión, por muchos años que viva en barcelona. Tu que eres emigrante al igual que lo fui yo, deberias entenderlo mejor que nadie =)

Cierto que cada cabeza es un mundo, pero no veo sintomas ninguno en leo para pensar lo contrario.

Sobre lo segundo, fijate que bastaria con un pacto de caballeros, por el bien comun. Dada como imposible hacr periodismo de verdad, que por lo menos hiceran un acuerdo, para que ciertos temas que pueden ser muy delicados y perjudiciales para el conjunto de la sociedad, no entraran en sus estupideces.... pero eso tambien seria mucho pedirles a esos imbeciles...

saludos guapa

Anita dijo...

Weed, es que hay muchos casos de jugadores que han nacido o han sido criados en otros países y que optaron por defender la tierra que los adoptó.

Insisto en que visto de afuera resulta difícil de explicar el profundo divisionismo en un país pequeño (comparado con los casi continentales sudaquianos).

Weed dijo...

Anita

La mayoria de esos casos, han sido porque no contaban por algún motivo en su seleccion. O porque fueron de muy pequeños a vivir alli. Y hay un tercer caso que es la conveniencia, si eres de burquina faso destacas jugando, pero vives en españa o italia, te puedes nacionalizar para pelear por titulos que ocn tu pais no podrias..


O muchos centro europeos en la epoca del muro de berlin, que no les quedaba mas remedio...

No creo que ninguno de los anteriores sea el caso de leo, que ademas se le nota que se siente muy argentino =)

Bueno como reza el dicho "spain is diferent" para lo bueno y para lo malo.... a mi me parece abusrdo pero....es lo que hay

Anita dijo...

:D Lo escuchás hablar y es argento hasta el caracú.
Pero pienso que si encima, tiene el contexto que hay allí, con las eternas discusiones que ya sabemos...
Hizo bien Leo.

Mi esperanza es que hagamos un lindo papel en la copa que viene.
Leo se lo merece.

Un abrazo grande, Weed!

Weed dijo...

Bueno... que me hubiese encantado que jugase con nosotros ehhh!! ahi ya te digo que ni brasil, ni marte ni el universo entero nos tosia jajajaja...

Todos los paises tienen lo suyo... ninguno se libra.. =)

Yo creo que si, pero dependera del grupo qu etenga, esas leyendas de ganar mundiales y champions un solo jugador son eso... leyendas...

otro par ti...=)

NOS INTERESA MUCHO LO QUE OPINAS DE ESTE ARTÍCULO, DEJA TÚ COMENTARIO, SIEMPRE QUE NO SEA UN INSULTO O DESCALIFICACIÓN, MUCHAS GRACIAS!!
Para insertar imagenes: [img]URL de la imagen[/img]