Los banquillos en la Mira de los árbitros!!

los banquillos en la mira

Quiero comentar algo que no se esta tratando en profundidad, salvo para hacer reseña y darle categoría de “novedad”, pero que no deja de ser un síntoma del escalado de tensiones que se esta produciendo en nuestro fútbol.

Con la de este fin de semana hemos presenciado diez jornadas de liga, y en estas se han producido un total de diez expulsiones de entrenadores o segundos entrenadores, lo que da una media de uno por jornada. Lo que ya me parece mucho decir, en honor a la verdad y para lo que estamos acostumbrados.

Anoche ya rumiaba sobre ello cuando veía los resúmenes y goles de la jornada y es que no deja de ser llamativo esta profusión de “ajusticiamientos” sin un cambio de normativas o un aviso de endurecimiento de las sanciones.

No pienso entrar a dilucidar si han sido justas o injustas, en primer lugar porque objetivamente carezco de datos para juzgarlo, debido a la falta de imágenes o sonido, procedentes de la “situación sancionable”. Y en segundo lugar porque para el desarrollo de mi argumento es una cuestión baladí.

Quisiera aclarar que no soy contrario a las mismas, mientras se apeguen al reglamento, es decir, que los expulsados hayan incurrido en algún desacato a las normas y reglamentaciones de la liga. En realidad debería ser un buen síntoma, de que por fin las cosas empiezan a cambiar en el estamento arbitral. Pero después de pensarlo durante un rato, la razón me indica algo bien distinto, para ser más exactos me dicta dos conclusiones antagónicas entre si.

Por un lado la vertiente más positiva de este cambio, es la que me indicaría que los árbitros cansados de ser el muñeco del Pin-pan-pum de todo aquel que pase por ahí, en el mundo del fútbol y en especial de los entrenadores, han decido cortar por lo sano y endurecer las salidas de tono de los mismos. Siempre ha sido así en nuestra liga (y en todas en general) el arbitro es ese elemento decorativo del juego, cuya principal función es la de cargar con las culpas de las derrotas. Y no importa cuanta bilis viertas en su contra, que no tendrá una prensa afín que le defienda. Pero hace cuatro años con el surgimiento del “Villarato” e inclusive hace dos con la llegada de Mourinho, las criticas y “agresiones verbales” han alcanzado cotas desconocidas hasta ahora. Con lo cual los trencillas se han visto señalados como nunca antes, y colocados en un disparadero del que han salido ilesos no estoy seguro porque suerte de milagro. Por que el linchamiento mediático al que son sometidos no es cualquier cosa, por muy graves que sean sus fallos. Y es que tendemos a olvidar que el arbitrar es muy difícil, por mas claro que veamos las jugadas en nuestro televisor, y que hay mucho loco suelto que vive de lo que digan sus “ídolos” en antena.

Ante este panorama, pienso que han decidido atacar el principal foco de críticas y el que tienen más a mano, los entrenadores. Y al menor síntoma de “insubordinación” “tarjetazo” al canto. Y en el fondo no me parece mal, es una manera de presionar y de hacerse respetar, para con unos señores que se permiten acusarlos con o sin razones de las derrotas de sus equipos a la mínima oportunidad que tienen. Hemos asistido a episodios memorables por lo lamentables que han sido, como la bajada al parking de Mou y sus múltiples peroratas y acusaciones, sin olvidar el archiconocido “de donde es el árbitro…. No hace falta "desir" nada más…” de Schuster, por no mencionar mil y una escenas más o menos conocidas. Amén de lo que se les dice en la cancha. Y no voy a pregonar la santidad del estamento arbitral, porque fallar fallan, y mucho. Pero sin lugar a dudas lo hacen mucho menos que entrenadores y jugadores en cada partido, pero eso no se toma en cuenta.

Arbitrar no es fácil, primero que todo porque hay mucho de apreciación y poco tiempo para evaluarlo, porque no tienen el don de la ubicuidad ni ojos en todos lados. No se cuenta con la ventaja de múltiples tomas, ni los mejores ángulos de visión que si ofrece la TV. Además la FIFA se niega en redondo a autorizar la tecnología, y encima de todo tienes que lidiar con el continuo fingimiento y exageración de los jugadores, que buscan obtener ventajas de cada circunstancia. Y ya no mencionar la presión mediática y del publico, porque se asume que son profesionales, por más que no sean invulnerables.

Pero vivimos en una sociedad que premia las trampas, siempre que se hagan en la dirección adecuada. Y estamos en un entorno mediático que presiona a los trencillas a fallar en la dirección correcta, no nos olvidemos de eso. Eso es un caldo de cultivo para los errores arbitrales, conscientes o inconscientes, y no debería ser así. Ya tiene un trabajo suficientemente complicado como para añadirles es presión extra.

arbitro tarjeta rojaEn ese sentido si veo bien, este endurecimiento de las normativas y la inflexibilidad de su aplicación, hasta ahora. Poner un parado a una situación desbocada, o lo que es lo mismo un bozal a los que ladran, y la línea la hay que trazar muy clara, pese a que caigan de entrada algunos inocentes.

La otra vertiente de este asunto, no es tan halagüeña con el estamento de “negro” Porque si bien dijimos que arbitrar es muy difícil, y encima sabemos que errar es de humanos, no es menos cierto que la cantidad y calidad de los fallos en ocasiones raya en lo preocupante. Y si, a pesar de los condicionantes que antes mencionábamos, y sobre todo, en otros aspectos que no se miden tanto en la cancha como fuera de ella, como la uniformidad de criterios.

Porque si han podido ponerse de acuerdo, para expulsar a todo aquel entrenador que les falte el respeto, que les impide hacer lo mismo para definir que es una “mano sancionable” y cual no lo es. Definir cuando una entrada es merecedora de tarjeta y cuando una calcada no lo es. Acabar con la burla de las barreras y la posición del balón en las faltas, y mil y una situaciones más que se dan en el juego.

La pregunta es ¿Por qué no se intento en primer lugar la mejora de las situaciones que hacen que los entrenadores se quejen? Es decir, las actuaciones arbitrales. Esta de más decirlo, las quejas nunca se acabarían por más arbitrajes perfectos que hubiese, pero desde luego que perderían su peso y su efectividad a medida que se comprobasen sus aciertos. Y desde luego los arbitrajes a prueba de errores o fallos, son cosas de ciencia ficción que dudo que alguna vez podamos ver, primero por su extrema dificultad y segundo ¿Por qué si yerran los jugadores, porque no lo van ha hacer los árbitros?

Lo curioso es que se escuchan tímidas voces que condenan esta incipiente práctica, pero no arguyen fallos en las expulsiones, sino extremada rigurosidad en la aplicación. Por contra claman al cielo por que acierten en otras apreciaciones que les viene mejor dadas. ¿Pero no se trata de que acierten la mayor cantidad de veces? ¿O es que pretenden decirles cuando esta bien que acierten, y cuando esta bien que se equivoquen?

Esa es la triste realidad de nuestro fútbol, donde el problema no son los fallos arbitrales, sino el tipo de fallo y contra quien lo aplicas. A eso es a lo que se le da peso mediático, no a la importancia de un arbitraje correcto en toda la extensión de la palabra.

Porque lo que esta clarísimo, por lo menos para mi. Es que mientras no se deje de criminalizar a los árbitros, y se les mida mas en función de sus errores y no en función de contra quien los cometieron, estos no van a mejorar. Y un sistema ya de por si imperfecto y con pocas ayudas de cara a la mejora, necesita del apoyo de todos para desarrollarse. Porque los árbitros fallan, es verdad. ¿Pero no es menos cierto que todos, jugadores, entrenadores, prensa y afición hacen fuerza y barra para que hierren a favor de sus predilectos? Y unos lo hacen solo de viva voz, pero otros lo hacen desde dentro de la cancha, con trampas y fingimientos, con tretas y ardides en busca de forzar el error del trencilla.

Así que si esta nueva “moda” vino para quedarse, y es un primer paso en la aplicación a raja tabla del reglamento, bienvenida sea.

 

"El problema con los árbitros es que conocen las reglas, pero no conocen el juego" William Shankly

"Y sobre el árbitro, división de opiniones: unos se acordaron de su madre y otros de su padre" José María García

¿Los árbitros? Unos nos perjudican y otros también" Chechu Rojo

 

 

Weed

14 comentarios:

Anita dijo...

Weed a mí me molesta mucho esa norma por la cual se puede sancionar a un jugador o DT que critique la actuación de un colegiado, siempre que sea con respeto y sin ofensas.
Al final, están adoptando formas de la mafia o de los totalitarismos dictatoriales, en donde no se puede ni oír el zumbido de una mosca. Y digamos que ultimamente, por el olor de m***da que hay en el ambiente, moscas son lo que más abundan!
Un abrazo!

Weed l dijo...

Anita

La verdad es un tema espinoso, ya que se da para muchas interpretaciones.... y con el calor del partido por lo general los animos estan caldeados para todos...

el problema es que si admites muchas discusiones se te va el partido en ellas, pq se repetira y repetira... los jugadores son con las reclamaciones, como los niños con los padres... van tanteando....=)

Confiesa dijo...

Weed: al margen de ciertos topicos(que es dificil arbitrar,que son humanos etc) solo comparto el nucleo central pero discrepo en el origen. No creo que por buenos que sean dejen de equivocarse. Pero en los propios genes del entrenador esta la protesta. Todos los que alguna vez hemos entrenado nos sentimos perjudicados en momentos puntuales por el arbitro de turno, sea bueno o malo.
El problema para mi es otro. Y en parte esta, evidentemente, lo que comentas.
Probablemente esta tarde noche o mañana te dare mi version, simplemente distinta.
Un abrazo

Míguel Ángel dijo...

Para mi es simplemente q consideran q las quejas de los entrenadores y el banquillo encrespan más los ánimos y les echan al público más encima todavía y quieren pararlo.
Se necesita aplicar la tecnología en el fútbol desde ya. El Ojo de Halcón sería genial y no alargaría tanto el partido.

Os dejo mi blog: http://marbcn2510.blogspot.com.es/

Confiesa dijo...

Bueno, aplazo la publicacion por centrarme de nuevo en la guerra de los Mou.

Os dejo el nuevo articulo por si quereis pasaros.

http://unblogmuycule.blogspot.com.es/2012/11/no-es-un-club-paraviejos.html

ZYXavier dijo...

Todos los jueces saben que no deben aplicar la Justicia sino la Ley, por injusta que sea. Es lo primero que se enseña en las Facultades de Derecho.
Lo que pasa con los árbitros es que la Ley que aplican consta de dos partes, una escrita, el reglamento del fútbol, y otra en forma de consignas que les llegan de la Federación o del Comité de Árbitros.

En los casos leves, se trata de recomendaciones de vigilar más las entradas por detrás o la distancia de las barreras, y ahí vemos a los árbitros tirando de tarjeta amarilla durante un año, hasta que les cambian la consigna. Yo creo que la actual dureza con casi todos los entrenadores va por ahí.

En los casos graves, la consigna es oral para dejar pocas huellas, se centra en los árbitros más fieles (no sé si la palabra es esa) y consiste en sugerir que se vería con simpatía que XXX sumase YYY. O que ZZZ restase, no nos liemos ahora com la aritmética.
A un árbitro buen entendedor, una mera sugerencia le basta.

En mi opinión, esa es la razón de la incomprensible oposición del estamento arbitral a incorporar los avances tecnológicos, que borrarían una gran parte de su capacidad para influir sobre los resultados.

Paco Vivas dijo...

No estoy de acuerdo contigo con este planteamiento. Los entrenadores se deberian dedicar a dar instrucciones y sobre todo a prohibir a sus suplentes y cuerpo tecnico a salir de los banquillos para calentar y para atender a los lesionados estrictamente. Salir del banquillo, solo los que jueguen, el resto a darse abrazos sin salir para nada, y menos para formar espectaculos dantescos que no sirven para nada y que solo crean problemas con los contrarios y con el público. Es lo que pienso. No he visto a ningún arbitro protestando porque alguien falle un penalty o un gol y decirle que son muy malos. Cada uno a lo suyo, Y se acabó.

Weed l dijo...

Confiesa

veras el error en el arbitraje siempre existira, pro mucho que mejoren. Por la misma razón que exitira el error en los jugadores y tecnicos, por que son humanos.

Y por que en las dos situaciones, es muy dificil lo que hacen. Discrepo contigo, una cosa es que el entrenador se queje y otra que le falte el respeto al arbitro, no esta bien en los fanaticos, ni en los periodistas, pero en un tecnico o jugador, decididamente esta fuera de lugar, los arbitros no pueden defenderse.

Ya te leere cuando lo pongas... =)

Anita dijo...

Weed... relacionado con este tema, una decisión del fútbol brasileño, en relación a manifestaciones críticas de hinchas en la tribuna, con mosaicos que ironizaban a la CBF.

http://blogdojuca.uol.com.br/2012/11/alivio-reestabelecida-a-liberdade-de-expressao-no-brasil/

Weed l dijo...

Miguel Angel,

Fastidiaran lo mismo me imagino, o peor las del publico que se cortan menos...

la diferencia es que los Dt estan sujetos a unos codigos de conducta por el papel que desempeñan y estan sujetos tambien a unas normas, que les indican que no pueden hacer o decir según que cosas... ahi esta la diferencia son parte del juego...el publico no

Yo apostaria por introducir algunas cosas tecnologicas, pero no to, en primer lugar pq la tecnologi no lo mide todo (intencionalidad, mala fe, ventajismo, etc) pro si hay algunas cosas que no dudaria, aparte del gol fantasma, los offside, serian facilmente medibles y mejoraria el juego..

eso si se perderia la ilusion de ganar en el 90´ con un gol de trampas.. =)

Weed l dijo...

ZYXavier

Bienvenido y gracias por tú comentario.

Como bien dices lo importante es aplicar la ley y no la justicia, en parte por que lo que se entiende por justicia es muy relativo, según quien lo mire.

Estamos de acuerdo partiendo desde ese punto. Lo que las indicaciones y las "huellas", me imagino que algo hay de eso, es inseparable del ser humano ese tipo de actitudes, y si me preguntas hasta logico que sea así.

Y sobre las tecnologias, ya respondia antes creo que sería ideal cierta aportación tenologica, pero no total. Imagino que la Fifa no lo termina de ver bien, pq le robaria el factor de error humano que tanto apasiona a la gente, y que ademas ayuda ventilar muchas situaciones con un susurro en la oreja...


Eso si, no dudes que si algún dia llega eso, empezaran con la moda de que los aparatos tecnologicos estan apañados,según para donde vire la decisión ahi llegaria el "tecnologicarato" y ya seria el despiporre total..=)

Weed l dijo...

Paco Vivas

Veras Paco, creo que te has leido solo una parte del articulo =)

No niego ese extremo, me parece correcto lo que dices, por más que pueda entender algunas expresiones o salidas de sitio de los tecnicos, debido a que son humanos y el futbol es esencialmente pasión, y de ahi su exito.

Pero considero que apesar de que lo que estan haciendo esta bien, para corregir los abusos. Hay cosas más importantes por solucionar en el arbitraje que eso, como lo que mencionaba, paridad de criterios, las faltas, los offside.. etc etc...

Luego que se ajuste el comportamiento de los tecnicos, tambien, pero eso solo afecta al ego del arbitro no al juego, y el juego es lo primero.

Weed l dijo...

Anita Nº9

Me aprece un desproposito que sancionaran al club por eso, salvo que probaran que estaba orquestado y apoyado por ellos. Y que por su puesto fuese algo ofensivo o que rompiera las normas de la confederación.

Tratar de decirle a la gente de lo que se puede quejar y de lo que no, es una tonteria y una arbitrariedad, muy propio de dictaduras, lamentablemnte es algo que se ve mucho en el mundo del fútbol, la imposición y los caudillismos...

=9

Confiesa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

NOS INTERESA MUCHO LO QUE OPINAS DE ESTE ARTÍCULO, DEJA TÚ COMENTARIO, SIEMPRE QUE NO SEA UN INSULTO O DESCALIFICACIÓN, MUCHAS GRACIAS!!
Para insertar imagenes: [img]URL de la imagen[/img]