Del ganar o perder…al… ganar o “nos robaron”

MarcadorNo se exactamente cuando cambio tanto el deporte que ya es prácticamente irreconocible la vieja máxima que indica que se puede ganar o perder. Ahora lo que esta en boga y se acostumbra, es el ganar cuando la victoria cae de tú lado, o la proclamación de trampas, robos, fraudes e injusticias cuando el resultado no te satisface.

¿Donde quedo el espíritu de competición? ¿Y el sentido común? Esto que planteo por desgracia ya no se puede circunscribir a un solo equipo, ni tan siquiera a un solo deporte, es una “moda” que se expande por todo el escenario deportivo español.

Realmente es cansino y descorazonador presenciar a periodistas y aficionados inventando y conjurando de la manera más esperpéntica inimaginable ante la situación de una derrota deportiva, o dado el caso institucional o de imagen, del equipo al que hacen barra. Se llega a traspasar los limites no solo de la realidad sino de la decencia más básica todo vale con tal de no aceptar una derrota.

Y ya no hablamos de derrotas “injustas” de estas en las que pegas cinco balones al palo, fallas tres penaltis y te marcas un autogol en la única oportunidad que el balón llega cerca de tú área. Que suelen ser trágicas, amargas y difíciles de tragar, pero que al final son producto de la misma competición y son parte ineludible de algo que no deja de ser más que un juego. Y como tal, a veces pueden suceder. Me refiero a una derrota cualquiera, da igual lo abultado del marcador las fuerzas que se expongan en el terreno y el devenir del encuentro. Siempre ha de existir un condicionamiento “externo” que justifique la no victoria de los tuyos. Porque llegado el caso ya están bajo sospecha  hasta los empates.

Por no hablar de las historias trasnochadas que nos explican cuan injusta e inmerecidamente salimos derrotados por goleada. O cuan inmerecidos son, por poner, la docena de puntos de ventaja de nuestro rival, en la tabla de clasificación.

Y realmente me parece estúpido, descorazonador y simplemente "forofil" el manejarse de esta manera. El fútbol y el deporte en general no dejan de ser más que un juego. Y en estos siempre hay dos o tres posibilidades, victoria y derrota o dado el caso empate. Por lo tanto y bajo las leyes de la vida y la estadística es imposible que de vez en cuando no ocurra alguno de los “otros” resultados. No importa que tan buenos seamos, la cantidad de títulos que tengamos, ni las estrellas que estén de nuestro lado, a veces se pierde o simplemente no se gana. Así es la vida dura pero real.

Y  no solo se reduce al fútbol, entretenimiento patrio por excelencia, dentro de poco si un toro resiste los envites del picador se dirá que lo han dopado para equilibrar la contienda y me temo que no exagero sino que hasta me puedo quedar corto. Se ve ya en todos los deportes, fútbol, baloncesto, balonmano, tenis o el que tercie, lo fundamental es no aceptar la derrota.

Esta plaga alcanza su cúspide si ya nos referimos a los de siempre, a los que lo acaparan todo a nivel nacional, el Madrid y el Barcelona. Aquí ya entramos directamente en el país de “nunca jamás” y cualquier excusa es valida con tal de no dar por bueno un resultado. Da igual el marcador, da igual todo, cualquier cosa es preferible a aceptar la derrota. Así de claro.

Y en este punto amigo lector y según su color, estará presto a recitar su lista de desagravios y las razones por las que el “otro equipo” es el que lo hace más. Que al final no es más que otra variedad de lo que estamos hablando. Y así podríamos seguir sin parar. Pero la realidad, esa tozuda inocultable, nos demuestra que ambos sufren del mismo mal. Puede que en Madrid se note más victima del tamaño de sus altavoces y de los últimos tiempos. Pero cuanto toca apechugar en Barcelona tampoco sentaditos en su sitio se saben quedar.Cards in hand and ace in sleeve

...¿Donde quedo el espíritu de competición?...

Y ya esta bien de tanta bobería insustancial a veces se pierde y ya esta. No hacen falta mil excusas o culpables para admitirlo. Ni rizar el rizo de lo inexplicable como excusa, los milímetros y los ángulos, que junto con las perspectivas son para las matemáticas, es mejor que ahí se les deje estar. Siempre hay una nueva oportunidad para lograr un mejor resultado o la tan mentada revancha. No hay victoria o derrota definitiva en el deporte siempre hay una oportunidad más para intentarlo.

No se exactamente en que momento, ni promovido por que actor del deporte, comenzó esta alocada caza de brujas. Si fueron los fanáticos o la prensa los promotores, esta por ver, pero lo cierto es que ya ha calado hasta los equipos e instituciones. Llegamos al punto que ahora es más noticioso e importante la excusa que el resultado por muy peregrina que sea esta.

Hoy en día todas las victorias o derrotas son definitivas todo con tal de humillar. Y al bando derrotado hay que hundir en la miseria por parte de propios y extraños hay que machacar. Los triunfadores quedan camino del Olimpo de los dioses, mientras que los derrotados ya se pueden retirar, acabados para siempre sin poderlo revocar.

Y si las excusas fueran pocas al “chivo expiatorio” hay que encontrar. Alguien sobre quien descargar la “ira de los justos” que todo buen aficionado tiene derecho a soltar, someter al “causante” de nuestro pesar al suplicio del juicio popular, por más absurdos e injustos que sean los “cargos” que se le puedan achacar. Lo esencial es buscar una explicación ajena al juego para el percance de no ganar.

Pienso que el principal instigador de este sinsentido es la prensa ávida de vender y facturar. Pero en el deporte de hoy en día nadie se puede escaquear de este caos en que lo hemos convertid todos tienen su parte de culpa y aportan su grano de arena. Lo curioso es que es de lo poco en que navegan en el mismo barco clubs, prensa y afición.

Lo importante ya no es la victoria lo es la cuartada que toca inventar en caso de no lograrla. Y así seguimos sin enterarnos que el deporte es un juego donde no importa lo bueno que seas no siempre se puede ganar.

 

“Un guerrero acepta la derrota como una derrota, sin intentar transformarla en victoria” Paulo Coelho

“La victoria tiene un centenar de padres, pero la derrota es huérfana” John Fitzgerald Kennedy

“La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva” José Saramago

 

Weed

2 comentarios:

Míguel Ángel dijo...

Gran Weed.

Lo peor de todo es cuando un equipo que ha estado toda la vida "robando", el Real Madrid, tiene la poca vergüenza de acusar a otro equipo de robar. Se cree el ladrón que todos son de su condición.
El caso es desviar la atención.

El Barça debería robar durante los próximos 50 años para recompensar y competir en igualdad de condiciones.

Te dejo un pequeño homenaje al fútbol sala por su reciente título de Liga:

http://marbcn2510.blogspot.com.es/2013/06/campeones-de-liga-de-futbol-sala.html

Paco Vivas dijo...

Lo has clavado. Asi es la cosa. Tanto unos como otros.

NOS INTERESA MUCHO LO QUE OPINAS DE ESTE ARTÍCULO, DEJA TÚ COMENTARIO, SIEMPRE QUE NO SEA UN INSULTO O DESCALIFICACIÓN, MUCHAS GRACIAS!!
Para insertar imagenes: [img]URL de la imagen[/img]