El Hambre Atlética se come la Liga

El cholismo...Se acabo, no pudo ser. Después de resucitar al tercer partido el Barsa no fue suficiente equipo como para superar al Atlético que se lleva con todo merecimiento el título de Liga. Poco se pude decir que no se haya dicho ya a lo largo de estos nueve meses de competición, ha sido una Liga ganada a pulso por parte de los colchoneros, la Liga de la fe, la del hambre, la de los que más la quisieron.

Hoy en Barcelona no se jugo al fútbol sino al hambre y a eso era imposible ganarle a los madrileños, el fútbol solo era la excusa para hacer una exhibición de colmillos afilados y los que más “rasgaban” eran rojiblancos. El cholismo se ha impuesto porque es mucho más que una moda y se distancia de la religión, se ha transformado en una realidad demasiado palpable como para obviarla. Una realidad que nos habla de la cultura del trabajo diario, de la humildad y de alejarse del divismo que tanto se ha instalado en los grandes clubs.

Aún así el desenlace pudo ser distinto, no fue un partido de una sola vía ni mucho menos. El ritmo cambiaba a cada momento y el peligro migraba de un área a otra con demasiada facilidad. Instalados en “este partido” los colchoneros estaban en su salsa y supieron sacarle juego a sus bazas. A “juego” pueden perder, a hambre hay que quitarles el triunfo a dentelladas, y no estaban los colmillos azulgranas con suficiente filo como para competir. Pudo pasar de todo y paso lo que paso, ni las lesiones pudieron con una fe inquebrantable producto del trabajo constante, que si no los ha convertido en un equipo invencible si los ha hecho un equipo al que es imposible de ganar.

Si se transitó por esta Liga de quebranto en quebranto y la emoción avanzaba al ritmo de cada jornada el desenlace no podía ser distinto. A lo largo de los noventa minutos de juego no hubo un instante para la tranquilidad, a cada tropiezo se sucedía otra situación para contener la respiración. Técnicamente quizás no fuera un gran partido pero futbolísticamente lo tuvo todo. Precisamente una de las grandes “victorias” colchoneras fue el lograr que se jugara a “lo suyo” obligando al Barsa a abandonar durante muchos pasajes su proverbial buen hacer para volcarse en el desenfreno al que te avoca el conjunto madrileño. A Liga o muerte decían en algún lado y es que es la única manera en la que entiende el Atlético el fútbol, y alejando al Barsa de su “fútbol intelectual” logro su primera victoria. La pasión matando al virtuosismo.

Fue un partido plagado de heroicidad de unos y otros, pudo faltar de todo pero el derroche de emoción eclipsaba las ausencias. Un final como la propia Liga que lo propicio. Ahora vendrán los “y si” y demás “diretes” de todos los expertos que explicarán porque ganaron unos y no los otros, cuando la solución es tan simple como que fue porque embocaron el balón. El fútbol real no deja de ser así de simple pese al barniz de intelectualidad del que pretendemos dotarle. Juegan once contra once y hay que intentar colar la pelotita entre las redes, el como, el cuando y el porque son aspectos que a la postre terminan siendo secundarios cuando uno de ellos grita Gol.

Ese es el destino que lo explica todo y por el cual este juego es tan maravilloso, por ese talante tan democrático que permite que una banda de famélicos currantes le arrebate el triunfo a unos estilizados bailarines saciados de ser ellos mismos. Y esto paso hoy como pudo pasar ayer, porque las victorias no siempre se pueden explicar desde la pizarra y a veces hay que ir a buscarlas a las entrañas.

Lo cierto es que el Atlético no ganó hoy la Liga, la ganaron el día que dieron un paso adelante y pusieron toda su fe en el cholo Simeone, suerte de gurú de los desposeídos que los guío por esta travesía en el desierto. Una vez convertidos al cholismo de forma irrenunciable todo fue cuestión de dejarse guiar, el ¿cómo lo hizo? ya queda dentro de la bolsa de trucos que guarda el argentino y que en definitiva es lo que le hace ser quien es. Como a todos los grandes técnicos cada uno en su estilo.

Hoy puedo ganar cualquiera, el partido se presto para ello, hasta un “gol fantasma” planeo por allí. Pero al final el fútbol fue el gran vencedor porque demostró una vez más que es imposible definirlo con escuadra y cartabón, que no es posible sintetizarlo en un discurso técnico, el fútbol hay que vivirlo y ganó el que precisamente más lo vivió.

El adiós de Martino

“Hoy en Barcelona no se jugo al fútbol sino al hambre...”

Ahora se nos viene encima el discurso del desastre de los que no son capaces de disfrutar del fútbol sin pedir ajusticiamientos, de los que no disfrutan del juego y la competición sino que solo lo hacen del triunfo. Aquellos que viven enamorados de las celebraciones pero que no se preparan para repartir aplausos cuando toca y prefieren voltear la mirada para ver a quien hay que lapidar. Ese no es mi fútbol y espero que no sea al que aspiramos.

Si hasta ayer el nivel de críticas rozaba el esperpento después de resucitar de entre los muertos para volver a morir, amenaza con tornarse mucho peor, como a un “naufrago” del desierto al que los espejismos le hacen una mala jugada. Por obra y gracia de nuestro entorno ya no hay nadie intocable, ya ni el semi-dios de Rosario que nos lo ha dado todo esta a salvo de las piedras víctima como no podía ser de otra manera de su propia humanidad.

Martino anunció su marcha algo que parecía cantado a tenor de lo visto. Lo hizo como un señor y no puedo dejar de sentir cierta lastima por que no haya conseguido los objetivos, quizás más por él que por el propio equipo. Puede que no sea el técnico ideal pero si ha sido, no solo un señor con todas las letras, sino también un profesional como la copa de un pino. Quizás le faltaron cualidades, quizás llego en un mal momento, con prisas y sin tiempo, lo cierto es que no logro trasmitir la suficiente confianza a la afición. Salvando las distancias y los resultados obtenidos me recuerda a Bobby Robson y coincide con él en que a pesar de su talento y su buen hacer les falto algo de “colmillo”para hincarle al puesto.

Se nos viene encima una revolución, la necesaria y la exigida, que empezará por el banquillo. Todo parece indicar que llegará Luis Enrique, mí preferido ya del año pasado, lo que nos retornará a la idea de crecer desde lo nuestro algo que se me antoja bueno. Pero además con él llegará un látigo de hierro, unos colmillos y una garra que rivalizan con las de cualquiera. Tan perfeccionista y competitivo como Pep, con menos filosofía, verbo y “aura” que el catalán, pero con una dosis de energía y de liderazgo que puede levantar a este equipo desde sus cenizas. Pero eso es anticiparse a lo que no ha ocurrido y falta por ver si finalmente se confirma.

Con él vendrán también una serie de movimientos que se me antojan necesarios y obligados, el alcance aún esta por descubrirse pero desde luego no se remitirán a un simple lavado de cara. Tampoco espero una revolución al estilo Núñez con ocho o nueve sustituciones, pero seguro que la fisonomía de la plantilla variara bastante de cara al año que viene.

Instalados en la desconfianza de una buena parte de la afición a la directiva no les queda otra que hilar muy fino en la remodelación de la plantilla, en lo real y en lo ilusorio, que no solo de pan vive el hombre, y la afición les respirara en la nuca pendientes de cada paso y cada contratación que realicen. Es muy pronto para debatir altas y bajas, aún sin confirmar ni siquiera al técnico, por descontado que ya se escuchan mil y un nombres distintos y los rumores solo irán in crescendo pero no dejarán de ser los típicos bulos veraniegos más que certezas confirmadas. No obstante si espero acontecimientos antes del Mundial, sabiendo lo poco amigos que son en el club de dejar pasar esta competición para hacerse con las piezas que le interesan, algo por demás que considero muy inteligente. Así que puede que nos esperen unas semanas moviditas que no necesariamente tienen que ser definitivas, pero de que volarán seguro que volarán.

Se acabo la Liga y nos tocara enfilar hacia el Mundial pendientes del mercado de fichajes así que seguro que no nos aburriremos mientras llega. Solo nos queda felicitar al campeón y desearle la mejor de las suertes para que alcancen “su” doblete la semana que viene en Lisboa que se lo han ganado a fuerza de creer.

 

"Ha sido un orgullo entrenar en esta institución" Gerardo Martino

“Luis Aragonés defendió con nosotros en la segunda parte" Diego “Cholo” Simeone

"No se cierra una etapa, pero habrá cambios profundos" Josep María Bartomeu

 

Weed

6 comentarios:

El fútbol desde una mirada femenina dijo...

Genial, bien resumido lo que ha sido el año rojiblanco, merecedores del título. Y en el Barça lo que dices hace falta remodelar esta plantilla y volver a ilusionarnos.

Míguel Ángel dijo...

Felicitar al Atlético, aunque sigo diciendo que con arbitrajes decentes el Barça habría ganado esta Liga (a pesar de ser el peor Barça de los últimos años y eso ya es decir porque llevamos 2 años largos bastante mal). Y no sólo habría ganado esta Liga sino muchos títulos más, pero aquí nadie hace nada.
La Directiva se calla y los aficionados nos quedamos con cara de tonto año tras año viendo como nos estafan en la cara, cuando un simple ojo de halcón habría hecho que el Barça tuviera el doble de títulos en su museo. Penoso.

Dicho hecho, hay que hacer autocrítica y está claro que yo vi otro partido (quizás porque estaba en la radio y me perdí alguna acción del partido) pero yo no vi el peligro del Barça que comentas por ningún sitio.

¿Ahora llamamos peligro a no entrar ni al área? No recuerdo casi ninguna ocasión de gol real. Aproximaciones sin peligro, disparos de niñas, centros a donde no había nadie y mucho toque inútil.
El resumen perfecto de la decadencia de un equipo que por la cabezonería de hacer lo mismo una y otra vez pues acaba haciendo el ridículo perdiendo una Liga en su propio campo. Lamentable.

El Atlético hizo lo que todos, defenderse bien y esperar su contra o su oportunidad a balón parado porque hasta un niño pequeño y un equipo de preferente sabe como hacerle daño a este Barça.

Por tanto, también discrepo de tu análisis sobre el Tata. Un error en letras mayúsculas traer a este hombre y que nos ha costado muy caro. Parece buena persona y me da hasta pena, pero con la pasta que ha ganado más pena me dan otros, si lo pienso bien.
Ha sido un desastre como entrenador y no ha tenido la dignidad de dimitir si no le trajeron lo que pidió, como me consta de primera mano. No ha tenido las narices de cambiar nada y hasta en el último partido jugándote la Liga en casa que importa una mierda el estilo y lo que hay que hacer es ganar pues no han tenido collons a intentar sorprender al rival y han vuelto a hacer lo mismo de siempre y esperar a ver si suena la flauta. De pena.

Este equipo lo habría hecho campeón, a pesar de todo, cualquiera con un poco de personalidad que hubiese impuesto su criterio.

En fin, es sólo mi opinión, y respeto tu forma de ver las cosas, pero no las comparto querido che ;-)

Anónimo dijo...

Yo disfruto del futbol por encima de los resultados, no soy partidario de ajusticiamientos y no voy a unirme al carro de los pesimistas que reniegan de todo y de todos, como ya he comentado en otras ocasiones, estoy seguro de haber visto el mejor futbol y el mejor equipo de la historia, pero por eso mismo duele mas este final.
Se perdio otras veces (Inter, City,Bayer etc) pero se sobrellevaba, porque el juego era reconocible, y como bien dices esto nos es mas que eso, un juego, pero este año han sido muchas decepciones, no se perdio la liga el sabado se perdio en Granada, Valladolid etc sitios donde no reconoci al Barca. ni su estilo.
Algun responsable tiene que haber, para que este equipo este como esta y el Tata no es el unico culpable.
Lo que mas tristeza me produce es que se reniengue de una forma de jugar al futbol extraordinaria y que como bien señalas sea a costa de un atletico (al que felicito, por lo conseguido, teniendo la plantilla que tiene) que juega "a lo suyo" y que a mi no me parece futbol, por mas colmillos y coj... que le pongan.
En fin como cantaba aquel
"Malos tiempos, para la liricaaaa"
Otro Carlos

Weed I dijo...

@ El fútbol desde una mirada femenina

merci mi estimada granaina....muy generosa como siempre...xd

Weed I dijo...

@Míguel Ángel

Macho, que te voy a decir que no te haya dicho ya... bueno, si, que necesitas un exsorcismo urgentemente... que lo que tienes es un diablo dentro....=) =) =)

un abrazo che..

Weed I dijo...

@Otro Carlos

Muy de acuerdo con lo que comentas... el bajón de juego de la segunda parte de la Liga a parte de inexplicable e inesperado, fue lo que nos condeno... no los últimos partidos..

Lo de renegar del estilo y querer romperlo todo no deja de ser más que las mismas pamplinas fanáticas de siempre de los que ven el fútbol en la pantalla del pc... yo no lo entiendo pero hay demasiada gente que lo ve así...ellos sabrán el porque...

Lo de la belleza en el juego siempre será relativo, yo veo muchos partidos en el fútbol Ingles que me parecen muy buenos y bonitos, no solo tiene que ser toque y toque para ver belleza en el juego, pero es muy distinto decir que jugar al patadon es bonito....-no sé si me explico-

Y esto tenía que pasar más tarde o más temprano, esperar victorias continuas sin parar es absurdo y pretender quemarlo todo por ello también... pena claro que da, pero ni tragedia ni leches.. esto comienza de nuevo el año que viene....

saludos mi estimado

NOS INTERESA MUCHO LO QUE OPINAS DE ESTE ARTÍCULO, DEJA TÚ COMENTARIO, SIEMPRE QUE NO SEA UN INSULTO O DESCALIFICACIÓN, MUCHAS GRACIAS!!
Para insertar imagenes: [img]URL de la imagen[/img]