Habemus Luis Enrique

Habemus Luis EnriqueFinalmente se ha concretado lo que la mayoría anticipaba respecto al futuro del banquillo blaugrana, el elegido ha terminado siendo Luis Enrique Martínez, Lucho para los de andar por casa. Mi paisano se fue para volver curtido y con algo más de experiencia de la que tenía al partir, y llega cargado de expectativas para una parroquia hambrienta de alguien en quien creer.

El banquillo culé no esta diseñado para todos y no cualquiera pueden sentarse en él, entre lo mediático y lo deportivo hay que tener unos mimbres especiales para poder aposentarse con seguridad sin miedo a salir de cabeza a las primeras de cambio. El Barsa es un club especial en donde no tiene cabida la “normalidad”, para lo bueno y para lo malo, por eso requiere que el timonel que lo guíe tenga arrestos suficientes para hacerse con el control sin temor a lo que opinen los demás.

Por que en esencia el trabajo de un entrenador se reduce a eso, a una serie de toma de decisiones, y si no tienes la seguridad suficiente para tomarlas y defenderlas con todas sus consecuencias la puerta de salida te espera en la siguiente esquina. No basta con tener los conocimientos técnicos o tácticos, no basta con manejar el estilo, no basta con comulgar con la idea y desde luego no es suficiente el cariño de la afición. Si no tienes los arrestos para hacer de todo lo anterior una bola de masa y de ahí sacar tú propio molde entonces no tienes sitio dentro de este club. Lo primero que se le pide a un técnico del Barcelona es el arrojo y la osadía para tomar decisiones y cargar con ellas, y se perdona más fácilmente al que se equivoca que al que no lo intenta. Un estilo de juego tan osado no puede tener un entrenador timorato.

Desde hace treinta años los entrenadores que han triunfado siempre han sido los que han tenido el valor de romper paradigmas y recrear el modelo, los que han tirado de la línea continuista o se han apegado en exceso a una idea anterior por lo general han fracasado o pasado por debajo de la mesa. Por eso es que me parece tan acertada la apuesta por Lucho, porque tiene fe en lo que cree y los mimbres para llevar a cabo sus ideas.

Si el Madrid siempre se ha caracterizado por ser un club de cántabros en Barcelona lo hemos hecho con los asturianos, son muchos los que han llegado del norte para hacer carrera en el club y han dejado su impronta en la historia culé. Lucho fue uno de ellos, llego con aura de desertor y se despidió como un ídolo de la afición. Su garra, sus goles y su entrega en la cancha le hicieron acreedor a un cariño por parte de la afición que solo se le reserva a los que han calado muy a fondo. Fue un ídolo en la cancha y aspira a serlo en el banquillo, no entiende otra forma de trabajar que no sea la de entregarlo todo y tirar de todos en pos de el triunfo. Y esto es algo que la parroquia blaugrana sabrá agradecerle sin lugar a dudas.

No trae a sus espaldas una gran experiencia, ni una ristra de triunfos en sus alforjas que lo acrediten, pero trae algo mucho mejor, un estomago hambriento que busca rellenar con gloria. Las herramientas con que lograrlo las tiene y las ha plasmado con mayor o menor acierto tanto en el Celta, la Roma o el filial. Con menos pasado que él triunfaron otros en este club y técnicos de relumbrón salieron por piernas victimas del peso de su fama.

Amante del fútbol ofensivo y creyente del juego asociativo Lucho no va implantar algo nuevo, se centrara en sacar partido a lo que hay para darle la fisonomía que a él le gusta. Veremos un Barsa más aguerrido y más luchador pero sin despegarse del estilo que le caracteriza. La entrega en la cancha pesará más que las filigranas pero no las desdeñara. Y es que al asturiano lo que le gusta son las estrellas que curran como plebeyos y que nunca dejan de querer protagonismo. Con él se ganará también en apuestas por la cantera y por los jóvenes, no en balde conoce muy bien lo que viene subiendo en el filial.

Garra y entrega aseguradas

“El Barsa es un club especial en donde no tiene cabida la normalidad”

Intuyo que veremos un Barsa mucho más vertical y menos dado a esperar a lo que nos plantee el rival, creo que nos encontraremos a un equipo que buscara imponer su juego pese a lo que planteen los rivales. Algo que se ha venido perdiendo en los últimos años en los que nos hemos avocado a ser más reactivos que proactivos, buscaremos forzar el error rival más que esperarlo. Y eso no solo se logra con juego y combinaciones, se logra con intensidad y entrega. La velocidad en el juego es algo que se me antoja que también será mayor, de forma necesaria, y los rondos interminables que solo conduzcan a la maceración de la pelota sin sentido pasarán al olvido.

Pero indudablemente una de las cosas que más ganara el equipo es de liderazgo incontestable y de un referente claro a la hora de mandar. Tanto en lo deportivo como en lo mediático. Lucho no es hombre de irse por las ramas ni mucho menos de escurrir el bulto, personalidad tiene de sobra para plantarle cara a todo lo que se le avecina. Porque no solo llega como técnico para el banquillo culé, llega también como diana predilecta de los resquemores madridistas y cavernarios. En los medios se frotan las manos a buen seguro con su llegada, pocos culés despiertan tanta animadversión en la parroquia blanca como él. Algo que a buen seguro sabrán trabajar desde los entramados mediáticos para enturbiar lo que debería ser una competición deportiva pero que reducen a un concurso de descalificaciones infantiles y grotescas.

Le queda por delante ahora un arduo trabajo que no dejara indiferente a nadie, para lo bueno y para lo malo, en lo referente a la reconstrucción de una plantilla que lo pide a gritos. Mucho se especula y se especulará en los meses venideros sobre los candidatos a llegar y salir, puestos a adivinar apostaría más por aquellos perfiles con los que nadie cuenta que por los nombres que todo el mundo tiene en su boca. Algo por lo demás muy normal dado el nivel acostumbrado en los medios y el entorno. Así que dudo mucho que aterricen grandes nombres rimbombantes y si jugadores con la carrera por hacer y nombres por dar lustre. Pienso que se premiara la versatilidad por encima de los especialistas, algo que se complementa con estilo del míster que se ajustó siempre a lo que requería el equipo en cada momento como jugador. En cuanto a los descartes ya dejo un par de recados en su presentación, que también será valido para las llegadas, le gustan los jugadores con carácter y comprometidos. Por lo que ustedes mismos pueden hacer sus cábalas personales al respecto pero seguramente algunas sorpresas llegarán por aquí.

Personalmente y si nos atenemos a lo meramente deportivo, apostaría más por que intente recuperar a un Alves venido a menos antes que traer otro lateral que lo supla. Por poner un ejemplo. Otra cosa es lo que decida el club en función de la planificación deportiva a largo plazo y lo que el propio jugador este dispuesto a forzar de cara al futuro. Pero se me antoja que es el perfil de jugador que le gustaría “recuperar”. Y un Alves entonado y concentrado es un regalo que nadie desdeñaría. No obstante esto no pasa de ser una idea personal y de una apuesta ciertamente arriesgada. Lo único cierto es que aún no hay bases suficientes como para adivinar los cambios que tiene en mente el nuevo entrenador, más allá del tradicional desfile de estrellas por los titulares de los medios.

De lo que salga y de lo que llegue también ganamos la certeza de que pasara primero por las manos del entrenador, no solo porque cuenta con tiempo para la planificación, sino porque no lo veo tragando con jugadores que no sean de su gusto. El carácter y las ideas claras no solo le van a servir en lo plasmado en la cancha sino también en lo que concierne al manejo del equipo. Como en el caso de Pep, le veo poco dispuesto a dejarse mangonear dentro de su parcela algo que se me antoja básico para que triunfen sus ideas.

No hay mucho sobre lo que opinar todavía a todo más un leve bosquejo y ciertas ideas sueltas de lo que puede ser el Barsa de Luis Enrique. De lo que estoy seguro es que será un equipo con carácter y atrevido al que si le acompaña la calidad puede dar mucho de que hablar. Ahora solo hay que dejarle trabajar y tener paciencia en este largo verano de “reconstrucción” que nos viene por delante. Ruido habrá mucho pero espero que mucho menos del que hagamos después.

 

“Es un día en que empezamos a construir un nuevo Barça, un Barça que pueda ilusionar” Luis Enrique

“Un entrenador de fútbol es un líder. Intento englobar todo lo que conlleva ser un líder, y eso es lo que veréis aquí” Luis Enrique

“La intensidad tiene que estar. Al final cómo entrenas es el reflejo de cómo estarás en el campo” Luis Enrique

 

Weed

7 comentarios:

ROBERTO GONZALEZ GARCIA dijo...

Excelente atículo, como siempre, yo tambien ando muy ilusionado por su fichaje, pero sobre todo por su caracter, un caracter fuerte para un equipo tan grande como el BARÇA es lo que hace falta. Aún me acuerdo de sus visitas al Bernabeu con 80.000 personas en su contra y él, tan tranquilo y valiente, capaz de silenciarlas con su juego y garra....Gran fichaje el de LUCHO..... BENVINGUT

Paco Vivas dijo...

Esperemos que surta efecto. Pero me temo que mucho tienen que tener de psicologo para volver a hacer correr a un equipo que ha ganado todo. Y con muchos millones en las cuentas corrientes. Siempre es lo mismo, a ver como encuentras tú un equipo con ganas de jugar como antes. Veremos. Saludos Weed

Míguel Ángel dijo...

A mi me gusta su carácter y que sea un líder pero no me gusta nada que haya pasado por el Madrid. Que en su día fichara por un equipo que todos sabemos que es el más tramposo de la historia del fútbol pues no me deja muy tranquilo, la verdad. Aunque es verdad que ahora reniega de ellos, quizás se dio cuenta a tiempo ;-)

Paco Jones dijo...

"Lo primero que se le pide a un técnico del Barcelona es el arrojo y la osadía para tomar decisiones y cargar con ellas, y se perdona más fácilmente al que se equivoca que al que no lo intenta. Un estilo de juego tan osado no puede tener un entrenador timorato."

Si,timorato como el Tata y con poco caracter (un buen hombre y un caballero)....claramente no dio la talla como entrenador del FCB.
Yo tambien soy de los que se sienten ilusionados con este nuevo periplo. Pero no sera nada facil,veremos si las "vacas sagradas" estaran (estarian) por la labor. Por eso es esencial haber cambios bastante drasticos en el equipo titular,savia nueva pero no medianias (a ver como corren los fichajes) y tambien sera necesario tener paciencia si al principio las cosas no salen a pedir de boca,las prisas son malas consejeras.
Genial el articulo sobre tu paisano Lucho (otro asturiano de raza),lo has bordado amigo. Congratulations.

Saludos cordiales Weed.

Paco Jones dijo...

Hombre Miguel Angel si el tio tiene caracter y madera de lider como parece no se de que nos quejamos. Hay algo de malo porque jugase en el maximo rival? eso no lo convierte en un tramposo,digo yo. Ademas puede tambien ser una ventaja,lo que esta crarinete es que la caverna se querra cebar con el....pero Lucho no es de los que se arrugan,casi me froto las manos....jejejeje !!!

Saludetes crack.

Míguel Ángel dijo...

Paco Jones, no se si es malo o bueno, sólo se que a mi los chaqueteros no me gustan y que yo jamás jugaría en un equipo como el Madrid porque no soporto las injusticias y las trampas.
Lo único que le puede salvar es que no conociera la verdadera historia del Madrid, como le pasa a la gran mayoría, y que tras vivirlo en persona se diera cuenta. Si es así, me retractaría, pero para eso necesito hablar con él. Si lo consigo te cuento mi conclusión ;-)

camisetas de futbol baratas dijo...

Cada uno tiene sus propias ventajas y desventajas

NOS INTERESA MUCHO LO QUE OPINAS DE ESTE ARTÍCULO, DEJA TÚ COMENTARIO, SIEMPRE QUE NO SEA UN INSULTO O DESCALIFICACIÓN, MUCHAS GRACIAS!!
Para insertar imagenes: [img]URL de la imagen[/img]