Luis Enrique pone nerviosa a la Caverna…

Luis Enrique pone nerviosa a la Caverna… Genio y figura hasta la sepultura, ese es Luis Enrique Martínez, el flamante técnico del FC Barcelona. Mi paisano es un profesional curtido en los terrenos de juego al que nadie le tiene que enseñar de qué va este negocio ya que lo ha “mamado” desde el semillero más humilde hasta alcanzar las cotas más altas del deporte.

Una carrera plagada de éxitos y de momentos convulsos por su negativa a comulgar con las ruedas de molino que pretenden vendernos “su fútbol” como sucedáneo del real, ni a dejarse manejar por “políticos del deporte” que pretenden utilizar a los jugadores como mercancía con la cual traficar. Lucho paso de ser un jugador más en Chamartín en donde nunca se le termino de querer a ser un ídolo en Barcelona y el objeto de los más pueriles odios de la parroquia merengue y sus satélites por su cambio de acera.

Como jugador tuvo que aguantar muchas tonterías y el ver como se le rebajaban todos sus logros por parte de una prensa más empeñada en recordar su pasado blanco que en reconocer su trabajo. Pienso que esto le marco en su relación con la misma, por lo mezquino y gratuito, y porque a diferencia de otros casos sonados su cambio fue más producto del desamor de la cúpula blanca por su valía que por una traición flagrante. Y desde entonces aquellos que le tenían por uno más en su equipo lo transformaron en el gran traidor. Me hace gracia que le comparen a Luis Figo por lo poco que tienen en común ambos casos.

Con el paso de los años el desengaño con las maneras de nuestra prensa han hecho que Lucho demuestre el poco respeto que tiene por los medios en general, él que los conoce de cerca y que los ha sufrido en sus carnes me parece que ha decidido no darle concesiones a un negocio que se basa en vender porquería bien empaquetada. Y esto se refleja en sus comparecencias ante los medios una y otra vez, cumple con un cometido que le exige su puesto pero no se toma en serio el juego de pantomimas que le presentan, no entra en el juego burlesco que nos venden como sustitutivo de información. Producto de esto los medios se quedan descolgados y sin muchos chances de fabricar las historias que les gustaría, si el sujeto de la campaña no entra al trapo y no se lo toma en serio el valor de la basura que venden pierde empaque y se vende menos. Y eso hace que la tirria periodística aumente de forma exponencial.

Todo esto ha alcanzado su punto máximo una vez que Luis ha aterrizado en el Barsa, blanco predilecto de las fobias de los medios nacionales. Y el enemigo a menospreciar por excelencia para los mismos. Estoy seguro que contaba con esto de antemano –no hay que ser un genio para suponerlo- y se reafirmó en su postura de “no darles bola” a esos mismos medios que pretenden desvirtuar cualquier cosa que diga o haga con tal de vender sus fábulas para no dormir.

Lo que lo hace aún peor es el éxito inicial que está obteniendo, en forma de resultados y sensaciones, al frente del Barsa. Si desde los lúgubres despachos madrileños que manejan la información de nuestro fútbol se frotaban las manos ante las perspectivas de su fracaso, dado el cacareado cambio de ciclo, los rutilantes resultados iniciales de la mano de uno de sus tótems más odiados no hacen más que acrecentar el resquemor. Si a eso le sumamos el elegante desprecio del que hace gala el asturiano ante las tonterías de la prensa lo que les queda a estos no es más que la pataleta del niño que se queda sin juguete con el cual mangonear.

Lo que era predecible es que a medida que se acercase el clásico los ataques se recrudeciesen como efectivamente está pasando, fruto de esto y del poco caso que les hace Lucho en realidad a los que viven de difamar y pontificar sobre el deporte desde un despacho, a sueldo de los que no entienden de fútbol pero si de dinero.

Desde las distintas trincheras blancas han empezado a disparar con armamento pesado e incluso han llegado a ennoblecer a su otrora “odiado” Guardiola en pos de desmerecer la figura del asturiano. El cinismo que se desprende de lo anterior no es algo como para desdeñar ya que demuestra el baremo tan vil con el que se maneja esta gente. Si uno de los mayores gerifaltes de la caverna -como lo es Relaño- le dedicaba los epítetos de “pedante” y de “iluminado”, mientas que halcones de caza menor -como Maroto- se destapaba con “lo único bueno que tiene Luis Enrique lo aprendió en el Real Madrid”, llegando hasta los dislates de un orate -como Serrano- que directamente lo catalogaba como un “idiota”, es que el trabajo y el desdén de Lucho está escociendo mucho, muchísimo, en la parroquia blanca.

El periodismo deportivo Y en el fondo no es tanto lo bien que lo está haciendo, sino el poco caso que le hace a las tonterías que pretenden vendernos como información deportiva, al “pasar” y no entrar en un cuerpo a cuerpo contra la caverna Lucho les resta valor y por lo tanto las ventas se resienten. No es lo mismo, por mucho que las disfrutásemos los culés, las ruedas de prensa de Guardiola en donde dejaba frases y mensajes magistrales en donde la carroña periodística podía escarbar, no es lo mismo el señorío y el ser “directo” de Vilanova que daba pie a enzarzarse en una dialéctica absurda, y desde luego no es lo mismo la humildad y la buena fe de Martino que les permitía ensañarse de mala manera con su persona. No, desde luego que no es lo mismo porque cuando “no reconoces” al adversario le quitas todo su poder.

Para Luis Enrique sencillamente la cosa no va con él, pasa olímpicamente de entrar en el juego y deja el cuadrilátero mediático sin un rival al cual atacar, y eso amigos míos, le fastidia más a la prensa que cien ruedas de prensa cargadas de respuestas magnificas. A eso se reduce todo el asunto y por eso es que por los pasillos de la Castellana solo se escuchan improperios hacia mi paisano.

Lo único que se ha permitido, en respuesta muda ante la sordidez, ha sido la foto de los chiclets con que nos ha regalado esta semana. Una muestra clara de que no es tonto y de que sabe perfectamente por dónde van los tiros de la estulticia de la caverna, pero una vez más sin entrar al trapo y dejándoles sin coartada ante una afrenta gratuita, sórdida y de escaso nivel que solo buscaba una respuesta a la cual hincar el diente. Pues bien, la obtuvieron, pero de una manera que no se esperaban y la cual es muy difícil de enfrentar.

Así que de una forma muy inteligente -a mi juicio- Luis Enrique está manejando uno de los “escollos” más molestos que se enfrenta cualquiera que se sienta en el banquillo blaugrana. Cada uno puede tener su método favorito, desde Guardiola hasta Cruyff, a la hora de manejarlo pero lo que no se puede negar es que las maneras de Lucho escuecen mucho a quien corresponde y la muestra se puede ver día a día en la prensa nacional.

Puede que producto del bombardeo continuo Luis Enrique termine por “reconocer al oponente” en forma de respuesta, pero mucho me temo que no será en el terreno que “ellos” quisieran. Sospecho que su respuesta no iría tanto en virtud de desarmar el mensaje sino de dejar en evidencia al mensajero. Es decir, no le veo justificando una historieta de tantas que se inventan sino más bien dejando con “el culo al aire” las razones y al emisario de la misma. Lo cual es algo que tengo que reconocer que me encantaría ver. No es el asturiano alguien que vaya por la vida con disimulos o por las veredas, más bien es de los que gustan del campo abierto y las cosas por su nombre. Si llega ese día acomódense en frente de la pantalla y cojan palomitas que seguro que lo disfrutaran.

Mientras tanto, y siguiendo su ejemplo, no nos queda más que seguir disfrutando de su trabajo y esperar los resultados que nos harán disfrutar el doble, en lo deportivo y presenciando las caricaturescas historias que intentaran colarnos como baratas excusas ante la realidad.

...................

“Como no fue genial, no tuvo enemigos” Oscar Wilde

“Pido que me juzguen por los enemigos que he hecho” Franklin Roosevelt

"Para un jugador del Barça siempre es gratificante sentirse pitado en el Santiago Bernabéu" Luis Enrique Martínez

...................................

 

Weed

2 comentarios:

Míguel Ángel dijo...

Gran Weed.

Deja de consumir bazofia o acabarás en el psicotrópico ;-)

Bien Luis Enrique, por ahora, con los medios. Sin entrar al trapo, pero sin dejarse pisar.
Mal en el terreno de juego. Esperemos que con Luis Suárez todo cambie o nos espera otro año sin títulos.

Txetxo7 dijo...

La CAVERNA lechera está desquiciada ante un nuevo REPASO del FCB esta noche...Esta desquiciada en previsión de que se vaya al garete su proyecto...Es evidente. Por tanto, es el momento adecuado de asestar un golpe de autoridad y dejarlos retratados...LUIS ENRIQUE es muy inteligente. Fue cocinero antes que fraile...Afortunadamente los partidos se ganan sobre el césped...por ahora. Todos sabemos que los BABOSOS y demás monigotes en nómina de la central lechera cobran por ensuciar y escupir veneno...Es su "modus operandi"...Los SOBORNOS únicamente son efectivos con quien se dobla y traga sin rechistar. No sólo en Bankia existen chorizos...También existen en la prensa futbolera...Una verdadera VERGUENZA, amigo Weed. Encantado de saludarte de nuevo...

NOS INTERESA MUCHO LO QUE OPINAS DE ESTE ARTÍCULO, DEJA TÚ COMENTARIO, SIEMPRE QUE NO SEA UN INSULTO O DESCALIFICACIÓN, MUCHAS GRACIAS!!
Para insertar imagenes: [img]URL de la imagen[/img]