Lecciones de táctica en Champions League

Lecciones de táctica en Champions League Solventado el partido, y con él la primera fase del torneo, surgen por todos lados las opiniones y juicios de los “entendidos” para hablarnos sobre el encuentro de ayer y enmendarle la plana a Luis Enrique. Los mismos que en su día no fueron capaces de entender el tiki-taka para luego, años más tarde, colocarlo como santo grial del juego de conjunto, dicen no entender a lo que “juega” el Barcelona. Es lo que tiene pretender que el fútbol es una mesa de futbolín y que los jugadores esta sujetos por una barra de metal y anclados por ella en el terreno.

Y no, desde luego el fútbol moderno no se entiende desde esa postura. Hoy en día, y es algo que ya deberíamos saber desde Cruyff, lo importante es ocupar los espacios sobre el césped de la manera más eficiente posible y buscar “superioridades” en ataque y defensa. Como a priori ambos conjuntos cuentan con la misma cantidad de jugadores la solución es que los tuyos sean más versátiles que los rivales y se desdoblen en dobles funciones.

En París el PSG nos superó en base a una defensa sólida y muy ordenada, a la vez de plantear una presión y una salida muy fluida. Nos ganó porque no fuimos capaces de superar un muro formado por algunos de los mejores defensas del mundo pertrechados atrás como si de una guerra se tratase. Y desarrollando un juego ofensivo de muchos quilates a la par que muy técnico. Pero lo que caracterizo ese partido fue que casi siempre competíamos en inferioridad numérica.

Para la vuelta lo esperado era un master de lo visto en Francia con más inclinación hacía lo defensivo. Hacer un “revival” de lo visto allí hubiese sido un absurdo dado el resultado de la ida. Por eso Lucho decidió salirse por la tangente y apostó por la posibilidad de obtener esas superioridades en las líneas en donde más le interesaba.

La defensa de tres no es nada nuevo ni mucho menos ciencia infusa, si como se preveía el rival saldría a esperar atrás y buscar las contras ¿Por qué sacrificar a cuatro jugadores a la espera de los “esporádicos” ataques rivales, pudiendo sumarlos en ataque -abriendo más la cancha- y lograr mayor abanico de oportunidades ofensivas con un jugador extra ante el muro parisino?

¿Qué se asumen más riesgos de esta manera? Por supuesto que sí, pero las ganancias también pueden ser mayores. Entonces la decisión se basa en la confianza que tengas en lo que hagan tus jugadores en base a tu planteamiento. Y la de Luis Enrique fue total.

Con todo y ello lo de ayer no fue simplemente una defensa de tres al uso, fue un esquema móvil con dos jugadores que desarrollaron un desgaste tremendo para hacer funcionar el “invento”. Uno fue Mascherano basculante entre el eje de la defensa y el medio centro, y el otro fue Pedro que ocupo todo el largo de la banda derecha moviéndose principalmente entre la media y el ataque, creando superioridades alternas en cada línea según la situación del juego. Y esto sin olvidar dar su punto de apoyo a la defensa. Fue tan exitoso su trabajo que basta revisar el encuentro para comprobar que por esa banda fueron muy pocos los ataques parisinos.

Lo anterior no hubiese sido de mucha utilidad sin un elemento clave, la presión “canina” a la salida del balón rival, algo que nos “mató” en París. El trabajo desplegado para frenar en ataque a los rivales fue de lo mejor del partido, hacía mucho que no se veían tantos robos de balón y una presión tan efectiva en el estadi. Sin esto todo lo anterior hubiese sido fútil.

Luis Enrique asumió sus riesgos, ante un equipo que buscaría las contras y la espalda de los defensas, elimino un defensor buscando frenar los ataques en el origen, es decir en la salida del juego parisino. Es obvio que buscaran salir en largo, como así sucedió, y es obvio viendo los quilates de esa plantilla que algunas de esas contras crearía peligro, como también paso. Pero los beneficios de recuperar balones más cerca del área rival y de contar con uno o dos elementos de más en posiciones de ataque justificaron para él esta postura. A la postre se vio que acertó, pero siempre explicado por lo bien que ejecutaron su idea los jugadores.

No es cierto que el Barsa estuviese perdido, sencillamente no estaba haciendo lo acostumbrado, para aquellos que reclamaban con insistencia lo previsible de nuestro juego tuvimos doble ración de cambios. O lo que es lo mismo ¿queréis sopa? pues tomar dos tazas.

Ya con el partido en ventaja y encaminado el segundo periodo el Barsa cambio por pura necesidad, el PSG necesitaba irse arriba, abriendo el cerrojo defensivo por obligación y entonces ya no eran tan necesarias las superioridades. Se volvió a un esquema más reconocible y a Xavi como timonel del barco. Y llego el tercero, producto de nuestro juego pero también de un rival que ya estaba más pendiente de empatar que de cerrar su portería a cal y canto, por lo que el esquema habitual en ataque era más que suficiente.El jefecito

Luego podríamos hablar de situaciones particulares o de sustos defensivos pero no dejaría de ser un absurdo pormenorizado, esas situaciones son imposibles de prever y mucho menos eliminar en su totalidad. El gol de Ibra se explica desde un fallo en el marcaje, no es de recibo que un delantero de su talla se encuentre solo en el área para rematar a placer. Pero eso te pasa con tres, con cuatro o con cinco defensas, los errores son eso, errores. Por el contrario la fe in extremis de Luis Suárez al buscar un balón que se perdía por el fondo tampoco está explicada por un sistema de juego ofensivo. Ambas son un ejemplo de las cosas que ni se pueden controlar ni ser manejadas por un entrenador.

Hablar de “pegada” como solución a lo que se vio no es más que un simplismo que no explica nada, faltaría más que con el arsenal ofensivo que contamos careciéramos de ella. Pero algunos pretenden que se haga un festival de juego preciosista frente a una defensa de élite pertrechada a cal y canto frente a su portería. Eso es pedir Peras en un sembradío de Manzanas y es el embrutecimiento del análisis de un partido.

Es decir, yo puedo pedir un juego ofensivo, alegre y vistoso como punto de partida, pero ¿y el rival? ¿acaso no juegan ellos también? En frente hay un equipo, y en este caso con un nivel excelso, que también busca desarrollar su juego. No solo cuenta lo que hagas tú también lo hace lo que intenta el rival, por eso a veces tienes que ceder parte de tu argumentario para contrarrestar al del oponente. Que al Barsa, por su nivel, le suceda en menos oportunidades no quiere decir que no le pase.

No es cierto que Luis Enrique no sepa a lo que juega, es que no siempre juega a lo mismo. Es indudable que siempre es necesario un patrón de juego más o menos definido, pero estamos en vía de construirlo, ya no “vale” el que había porque no se cuenta con los jugadores para ello y porque está “muy visto”. Hay que mutar en algo diferente, y en eso estamos, pero esto no está reñido con planteamientos versátiles que dependan de los rivales de turno. Y lo de ayer fue una buena prueba.

El problema de fondo para entender los análisis de ayer lo encontramos en el poco juego que le da Luis Enrique a la prensa y a los entendidos de salón, no es un secreto que a mi paisano le desagrada la prensa y sus manejos. Tampoco lo es el trato áspero y poco amigable que le presta, pero ¿alguien le puede culpar? Desde esta postura es normal encontrar muchos de los juicios que vemos reflejados en los tabloides. ¿Los aficionados? Los aficionados somos esos, caniches famélicos hambrientos de show, que no queremos explicaciones sino actuaciones estelares sin descanso, lo del esfuerzo y el competir no lo contemplamos más allá de saber que existen pero sin prestarle realmente atención.

Con todo y lo anterior a este equipo le queda un largo camino para llegar a lo que se espera de él. No obstante me gusta, con sus “peros”, lo que voy viendo hasta ahora. Hay trabajo, mucho, detrás de lo que se ve. Y eso ya de por si es bastante a su favor. Quizás me esperaba siendo Lucho el timonel un juego mucho más aguerrido e intenso, en general, más dominador, pero espero que con el tiempo termine llegando.

Ahora toca cerrar el año en Liga y seguir el ensamblaje de un equipo Campeón.

.........................

"La defensa de tres es una opción que siempre se maneja" Pedro Rodríguez

"Nos gustan los entrenadores que toman decisiones" Andoni Zubizarreta

"Si utilizamos más dibujos somos más fuertes" Luis Enrique Martínez

........................................

Weed

6 comentarios:

Paco Vivas dijo...

Si señor, buena explicación del asunto. Como bien dices, solo cuando se triunfa continuamente, se da valor al trabajo realizado. Estamos acostumbrados a creer que todo sale por arte de magia. Me acuerdo cuando el equipo de Guardiola, al principio, perdió en Soria contra el Numancia, después ya sabemos lo que pasó.Un abrazo.

Weed I dijo...

@Paco Vivas

Pues si señor, es así de simple, algunos solo tienden a ver lo malo y esperan que todos los partidos sean como la final de Tokio vs el Santos, un festival sin rival.....

Todos recuerdan los partidos celebres de ese Barsa, pero olvidan interesadamente los muchos que fueron flojos o malos, que los hubo, creo que es que hay gente que es incapaz de disfrutar el juego como tal...por no hablar de los sabiondos de oficio que reparten clases a jugadores y entrenadores con una facilidad pasmosa..... en fin...que te voy a contar que no sepas ya...

saludos my friend

Txetxo7 dijo...

Amigo Weed, últimamente publicas artículos con cuentagotas. Igual que las colonias de marca...en tarros pequeños. LUIS ENRIQUE tiene margen de mejora, pero precipitarse en valorar su trabajo a mitad de temporada no parece de recibo. Está demostrando que maneja diferentes alternativas que son totalmente compatibles con la combinación y triangulación constante. Busca ser práctico y también lo critican por ello. La prensa en general, en ocasiones, tiene la misma credibilidad que una tómbola de feria...Los que entendemos el fútbol de modo más analítico y menos simplón, sabemos que Luis Enrique acabará tapando la boca de los típicos papanatas que disfrutan ensuciando y escupiendo veneno...Amigo Weed, recuerda una cosa: "Vale más un burro vivo que un sabio muerto". Un cordial saludo desde Galicia.

Paco Jones dijo...

Felices fiestas amigo Weed !!!

PD: Hasta ahora Lucho sigue sin convencerme tanto en los planteamiento cómo en los cambios.Demasiadas alineaciones y demasiados experimentos para esta altura.Espero que pronto encuentre la tecla porque lo noto bastante desorientado.

MalagaSensual dijo...

que pedazo de blog te has currado tio.
Saludos desde www.malagasensual.com

Anónimo dijo...

Liga Catalana ya¡

NOS INTERESA MUCHO LO QUE OPINAS DE ESTE ARTÍCULO, DEJA TÚ COMENTARIO, SIEMPRE QUE NO SEA UN INSULTO O DESCALIFICACIÓN, MUCHAS GRACIAS!!
Para insertar imagenes: [img]URL de la imagen[/img]