Los clásicos del clásico...

Los clásicos del clásico...Desde que se dejo de hablar de fútbol y nos dedicamos a hablar del Barcelona y del Real Madrid el juego ha cambiado mucho. Ya nadie recuerda en que consiste este deporte y solo vale lo que eres capaz de vender sustentado o no por los hechos.

El clásico es el gran partido de nuestro fútbol, es más, me atrevería a decir que incluso es el gran partido de este deporte ya que no se me ocurre otro enfrentamiento que despierte tantísima expectación como este. Pero desde que se "descubrió" que puedes dejar de lado lo que ocurre en la cancha y centrarte en aquello que tengas a bien imaginar esto ha tomado otro "color". Y desde luego ha terminado por cambiar hasta su definición, hoy en día todos sabemos que el clásico es un partido que juegan el Barcelona y el Real Madrid y en el que siempre, siempre, siempre gana el Madrid. Y si no, es que le han robado.

Fíjense que hemos llegado al punto de que para que se confirme el buen momento del Barsa han tenido que pasar tres largos meses de triunfos y buen fútbol para lograrlo. Con lo fácil que lo han tenido los blancos que les ha bastado con media hora, mal contada, de juego hilvanado, para certificar que han vuelto del oasis trimestral en el que se habían instalado. Da igual el marcador y la distancia que genera en la clasificación, da igual la eliminación de Copa y el baño alemán, da igual que una golondrina no haga un verano, da igual cualquier cosa que quieran argüir, que el Madrid ha vuelto y es para quedarse.  La derrota y los cuatro puntos de ventaja solo es un asunto circunstancial, que de ser la Liga algo serio se debería solucionar con una firma del que manda para el resultado cambiar. Total, todo el mundo sabe que lo que cuenta es esa media hora y no todo lo demás.

Todos coincidimos en que el primer tiempo del partido el equipo merengue fue superior y que hilvano un juego que merece ser llamado como tal, nadie dice que, pese a ello, lo que más marco ese periodo fue el mal juego culé.  Que por cierto no es que mejorase en la segunda parte en demasía pero si dejo ese temblor de quinceañera que le parecía atenazar antes del descanso.Pero claro, instalados en el debate de que el Barcelona ha renunciado a su estilo por no desdeñar los contra golpes como se hacía antaño, todo se reduce ahora  certificar que el gol del triunfo llego de esa guisa para resumir el partido blaugrana como un golpe de efecto de la famosa "pegada", otrora santo y seña de los capitalinos, para dejar el ambiente cargado de la victoria moral de su rival.

Lo cierto es que el clásico no fue más que un clásico de los de siempre, en los que hay más emoción que fútbol y en que cualquiera de los dos pudo imponer su ley. Que lo hicieran unos y no los otros no es más que un producto de lo que es el fútbol, un juego que consiste en meter la pelotita en la red. Y si el Madrid pudo irse al descanso con ventaja en el marcador y si me apuran hasta con holgura, no es menos cierto que acabo desorientado y viéndolas venir, mientras daba gracias por el rosario de ocasiones blaugranas que no se llegaron a materializar en la segunda parte.

Pero claro, si hablásemos de lo anterior tendríamos que dedicarnos a hacerlo de fútbol y ya dijimos que eso no se estila de tiempo acá. Hay que hablar del Barsa, del Madrid y de su versión  Premium que es el clásico. Y como decía antes lo que ocurra en la realidad es lo de menos, lo suyo es tirar de los  "clásicos" en los clásicos como la victoria moral y los estilos abortados. Todo con tal de rellenar incontables tertulias que solo buscan dar más que hablar.  Pero insisto, el que el tema sea el fútbol no le hace imprescindible en el debate a relatar.

El cansancio blanco evita la victoria debido a que eso de tener un equipo titular, que lo juega todo, al final termina por pesar en las piernas, dicen algunos, pero olvidan recordar la cruz que carga Luis Enrique de tanto rotar y rotar. Que al final como se pudo ver solo sirve para que sus jugadores estén más frescos cuando tienen que los títulos pelear.  No se si es cierto y valido esto que escribo pero si lo era hace cuatro meses cuando algunos les daba por fardar, invirtiendo las razones, amparados en los resultados que no siempre dicen la verdad. También es cierto que los minutos acumulados en la Liga se pueden recordar, incluso hasta usarlos de justificativo, no obstante olvídate de mencionar el partido de hace tres días contra el campeón de la Premier que de eso no se debe hablar. Total ahí no hay cansancio que valga que para eso Lucho los hace rotar.

Que a Casillas nadie le marca un gol lo sabemos todos, lo suyo son las cantadas, que para eso esta el chaval. No se como se las apaña el de Móstoles que desde que se dejo de hablar de fútbol su cara bonita no vende igual. Quizás es que si lo pones a él en la picota y te cebas hasta rabiar entonces no tienes que centrarte en el gol que al Barcelona le hizo ganar, y por descontado loar al uruguayo que pusiste del burro a bajar hasta que le dio por empezar a golear. Pero esto es así y  punto, si de fútbol quieres hablar no vengas al clásico a comentar.

Que Cristiano empuje un balón y mande otro al travesaño no es más que la confirmación que dos patadas hacen remontada, él ya volvió y tomo el mando. Que el Madrid duro lo de Modric y lo que le dio por espabilar al Barsa es lo de menos que nadie se va a enterar. Que Benzema le ruega al cielo por un periodista que le vea jugar es otra cosa que no merece comentarse, que es un clásico y los titulares hay que llenar. Y si Messi aparco la moto por un día y paseo sacando la zurda para refrescar en contadas jugadas solo es la constatación que lleva ya ene mil años sin ponerse a jugar. Que el del trabajo es el luso y al argentino solo cuando esta estelar.

De Piqué, Mathieu o del “desastre” de plantilla diseñada por Zubi mejor ni hablar, no sea que la gente se fije en donde estamos y empiece a rectificar. Y del resto del encuentro, las ocasiones y merecimientos, como que ya es aburrido comentar que no son clásicos sino fútbol de verdad.

Lo cierto es que el clásico lo llena todo y el fútbol no le interesa a nadie, el día que no lo tengamos otro deporte habrá que inventar, porque del fútbol ya nadie se debe acordar. 

………

 

"Estamos donde queríamos estar, pero ahora no nos podemos relajar” Luis Enrique

……..

 

 

Weed

6 comentarios:

Paco Vivas dijo...

Coincidimos completamente. Un abrazo

Paco Vivas dijo...

Coincidimos completamente. Un abrazo

Anónimo dijo...

Otro Carlos:
Magnifica cronica, me sigo quitando el sombrero, y no es que te quiera agradar.

Txetxo7 dijo...

El amigo Weed utilizando el verso de manera irónica pero muy fácil de entender. Más de lo mismo en la caverna merengue estercolera...Moraleja: los papanatas e ignorantes a seguir picando alpiste y los verdaderos aficionados al fútbol a seguir disfrutando. Los títulos del FCB son igual que las brevas...están madurando y caerán por su propio peso. Es lógico que la mafia mediática lechera busque consuelo...es a lo único que se pueden agarrar. Los babosos a sueldo y los enterradores de Luis Enrique se la tienen que envainar...que sigan cavando la fosa porque quizá les sirva como su propia tumba. Hablan y hablan, escupen rabia, porquería y veneno a todas horas...incluso llegan al paroxismo infantil...para más tarde agachar las orejas y esconderse con el rabo entre las piernas...Tremendo panorama...Cuando el deseo puede más que la realidad...Saludos Weed y demás lectores.

Anónimo dijo...

Gracias Weed un saludo desde El Salvador y a Carlos, Xexo, Paco (2), y adelante que ustedes son la alternativa correcta a le Central Lechera!!

Míguel Ángel dijo...

Buen análisis, como siempre, gran Weed.

Un abrazo, crack.

NOS INTERESA MUCHO LO QUE OPINAS DE ESTE ARTÍCULO, DEJA TÚ COMENTARIO, SIEMPRE QUE NO SEA UN INSULTO O DESCALIFICACIÓN, MUCHAS GRACIAS!!
Para insertar imagenes: [img]URL de la imagen[/img]